Año Bisiesto, el por qué y su historia

CienporCienCurioso

Curiosidades del Mundo

Ciencia

Año Bisiesto, el por qué y su historia

[Total:0    Promedio:0/5]

El año bisiesto se introdujo para sincronizar nuestro calendario y el movimiento orbital en Roma, bajo el mando de Julio César, asesorado por el matemático y astrónomo Sosígenes de Alejandría. César decidió que, en el calendario juliano (llamado así en su honor), uno de cada cuatro años tendría 366 días, uno más que los años comunes. De esta manera se aseguraba de que los meses del año seguían el ritmo de las estaciones. En principio, el día “extra” del año bisiesto se intercaló entre los días que hoy corresponden al 23 y el 24 de febrero.

La desincronización se resolvió solo aproximadamente:, ya que la Tierra no llega al mismo punto de su órbita en exactamente un número entero de días (365) más un cuarto de día. Concretamente, se añaden 44 minutos y 56 segundos de más cada cuatro años, es decir, casi ocho días por milenio. La diferencia se acumula en cada revolución de la Tierra alrededor del Sol, y llegó a ser importante varios siglos después de que Julio César ideara su calendario. De ahí que en el año 1582 d.C., el Papa Gregorio XIII, aconsejado por los astrónomos Christopher Clavius y Luigi Lilio, optara por introducir una reforma que consistía en ajustar los años bisiestos de manera que los años divisibles por cien pero no por cuatrocientos dejasen de tener 366 días. De esta manera se evitaba el desfase que se estaba produciendo al intercalar excesivos años bisiestos, ya que se suprimían tres días cada cuatro siglos.

Así, el año 1600 fue bisiesto y lo fue también el 2000 (todos dos son divisibles por cuatrocientos), pero fueron años naturales 1700, 1800 y 1900, y lo será el 2100.

Año bisiesto, año siniestro

Fatídico fue el año bisiesto 1912, cuando el Titanic se convierte en uno de los protagonistas del siglo pasado al hundirse frente a las costas de Terranova. La de este barco se convirtió en una de las mayores catástrofes de la historia con más de 1500 víctimas a sus espaldas y una serie de errores que indignaron y conmocionaron al mundo entero. El Titanic es quizás uno de los barcos más famosos de la historia, y su leyenda sigue viva a día de hoy, alimentando el mito de los desastrosos 29 de febrero.

Un año bisiesto también acogió uno de los acontecimientos más catastróficos de la historia española. Hablamos de la Guerra Civil, iniciada en el año 1936, que también sumaba un día más a su calendario. El conflicto duró dos años, 8 meses y 15 días, dejando tras de sí miles de muertos y a un país sumido en la más absoluta pobreza.

Cuatro años más tarde, en 1940, el año bisiesto traía consigo la construcción de uno de los lugares que albergaron las mayores atrocidades de la historia. El campo de exterminio de Auschwitz también se alzaba en un año con un día más en el calendario.

Los años bisiestos no le dieron gran suerte al político y líder espiritual Mahatma Gandhi, que murió el 30 de enero del año 1948. El líder fue asesinado de un disparo en Birla Bhavan (Nueva Delhi) mientras se dirigía a una importante reunión para rezar. El culpable, Nathuram Godse, un hinduista radical que en teoría estaba relacionado con grupos ultraderechistas que acusaban a Gandhi de debilitar al nuevo gobierno.

Diez años más tarde a quién un año bisiesto le traía la mala suerte era Robert F. Kennedy, senador de EE.UU. y hermano del también asesinado John F. Kennedy. Su muerte tuvo lugar un 5 de junio de 1968, en Los Ángeles, durante las celebraciones de las primarias de Californiy. Sirhan Sirhan, un joven inmigrante palestino de 24 años, disparaba en repetidas ocasiones un arma con la que firmaba la muerte inmediata del candidato demócrata a la presidencia del país.

Ese mismo año, quien caía era el pastor y activista Martin Luther King. El 4 de abril, a las 18.01 horas, un segregacionista blanco asesinaba a la importante figura a favor de los derechos de los afroamericanos en el balcón del Lorraine Motel en Memphis (Tennessee) de un tiro en la garganta.

Otra importante figura fue asesinada bajo un año bisiesto. El histórico cantante y compositor John Lennon moría el 8 de diciembre de 1980 en las puertas de su casa de Nueva York. Mark David Chapman, un recluso estadounidense, disparaba cuatro veces a Lennon poniendo fin a la vida de una importante figura y abriendo toda clase de leyendas y habladurías sobre las razones que se encontraban tras el terrible acto.

A pesar de que los acontecimientos no acompañan la fama de los años bisiestos, hay otras creencias populares que sí que les otorgan un cierto halo de misterio. Antiguamente se creía que todos los nacidos en año bisiesto podían llegar a desarrollar poderes sobrenaturales. La familia Keogh va un paso más allá. Estos irlandeses se han convertido en leyenda, después de que miembros de tres generaciones nacieran en señalada fecha. El abuelo el 29 de febrero de 1940, su hijo el 29 de febrero de 1964 y la nieta el 29 de febrero de 1996.

Famosos que cumplen años el 29 de febrero
Papa Pablo III (1468) 
Alberto V de Baviera (1528) 
John Byron (1692) 
Sir James Wilson (1812) 
William A. Wellman (1896) 
Dennis Farina (1944) 
René Cortázar (1952) 
Chucky Brown (1968) 
Pedro Sánchez (1972) 
Gioacchino Rossini (1972) 
Antonio Sabato Jr (1972) 
José Almaraz (1980) 
Rubén Plaza (1980) 
Mark Foster (1984) 
Lena Gerck (1988) 
Fuente: ElPais

Acerca del Autor

Pienso que si perdemos la curiosidad no hay nada; no hay reflexión y, por tanto, no hay conocimiento y no hay ninguna posibilidad de saber, de llegar al final de algo. Sin curiosidad, directamente no estás vivo.

Comenta Aquí