Así es como el Sol mató la atmósfera de Marte

Marte
Marte

Marte no siempre fue un planeta helado, yermo y prácticamente sin atmósfera. Hace mucho, muchísimo tiempo, 4.000 Millones de años, el planeta rojo tenía una atmósfera, océanos y posiblemente vida microbiana.

Según una investigación publicada hace poco tiempo en la revista Science, el culpable de la extinción de la atmósfera y la vida en el planeta rojo fue el mismo astro que nos la da a nosotros. El Sol, a través de rachas de viento solar y una radiación solar intensa, fue acabando poco a poco con la atmósfera de Marte.

El estudio, elaborado por científicos de la NASA a partir de los datos recogidos por la investigación MAVEN (Mars Atmosphere and Volatile Evolution mission) ha llegado a la conclusión de que la radiación de las estrellas jóvenes –como el Sol por aquel entonces – hizo que la mayor parte de la atmósfera de Marte desapareciera en los primeros mil millones de años de nuestro sistema solar.

Para ello, MAVEN analizó la concentración de dos variantes del gas argón en las capas más altas de la casi inexistente atmósfera marciana. El argón es un gas noble que no reacciona químicamente con otras sustancias, por lo tanto la única manera que tuvo de desaparecer fue siendo impulsado por las partículas de viento solar. A partir del análisis de los restos, la NASA ha deducido que desapareció el 66% de una de las variantes de argón de la atmósfera y que este fue el mismo destino que sufrió la mayor parte del CO2 atmosférico de Marte.

La investigación también desvela por qué los planetas vecinos, la Tierra y Venus, no sufrieron el mísmo trágico destino que Marte. Siguiendo la lógica, cuánto más cerca estuvieran los planetas del Sol, peores consecuencias acarrearía su radiación ¿no?

Incorrecto. “En la Tierra, tenemos un campo magnético global que provoca que el viento solar repose a una gran distancia del planeta”, explicaba el investigador principal de MAVEN, Bruce Jakosky, a Vocativ. “Así que no hay una interacción directa con la atmósfera”. Por lo visto, Marte también contó una vez con una armadura similar, sin embargo, aún no se sabe cómo pero desapareció hace unos 4,1 mil millones de años.

Por otro lado Venus, aunque no tiene campo magnético como la Tierra, posé una atmósfera que es aproximadamente 100 veces más gruesa que la de la Tierra, por lo que está protegido de “manera natural”.

Fuente: PlayGround
Tags from the story
, ,
More from José L. Cañigueral

Li-Fi Internet a través de la luz

La tecnología Li-Fi de conexión inalámbrica, que podría revolucionar el uso de...
Leer Más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *