Kawah Ijen, volcán que expulsa lava azul

CienporCienCurioso

Curiosidades del Mundo

CienciaNaturaleza

Kawah Ijen, volcán que expulsa lava azul

[Total:1    Promedio:5/5]

Kawah Ijen es uno de los volcanes más increíbles del mundo. Especialmente por el color de la lava que expulsa cuando hace erupción. A simple vista es como un azul eléctrico brillante, como si fuera de otro planeta. ¿Por qué la lava de este volcán es azul?
Empezaremos aclarando que el color de la lava no es azul, un color bastante inusual para un volcán. El resplandor azul se debe más bien a la combustión de gases sulfúricos que entran en contacto con el aire a temperaturas superiores a los 360°.

Kawah Ijen de noche

Kawah Ijen de noche

La lava de este volcán -roca fundida que se desprende de la Tierra a altas temperaturas- no es de un color distinto a la lava de otros volcanes, los cuales difieren en función de su composición mineral, aunque siempre son de un color rojo o naranja brillante en su estado fundido. Sin embargo, el volcán Kawah Ijen expulsa, además de lava, altas cantidades de gases sulfúricos a una gran presión y a una temperatura extremadamente alta, a veces llegando a los 600 °C.
Así que una vez que el azufre se expone al oxigeno presente en el aire se enciende fácilmente, y vemos el hermoso efecto de una lava azul brillante. El fotógrafo francés, Olivier Grunewald, dice que hay bastante azufre, que a veces fluye por la superficie de la lava, lo que hace que parezca como si la lava fuera realmente azul. Este efecto sólo es visible en la noche, en el día es como cualquier otro volcán.

Olivier y su amigo Régis Etienne grabaron y fotografiaron los ríos de lava alrededor del cráter del Kawah Ijen durante 30 noches. Él mismo explica por email las condiciones de los trabajadores en la mina de azufre durante el día:

Los mineros han extraído azufre del cráter del Kawah Ijen en Indonesia durante más de 40 años. Para doblar su escaso salario, algunos trabajan durante la noche, junto a la luz de un azul eléctrico que emana el ácido sulfúrico del volcán.
A medida que se desvanece la luz del día, comienza a ascender un brillo incandescente desde las profundidades del cráter del Kawah Ijen. El líquido sulfúrico surge de una de las brechas en el borde del cráter a una temperatura de 115ºC; las llamas azules que desprende entre gases tóxicos pueden llegar hasta los 5 metros.
Los mineros extraen trozos de azufre y los transportan a la entrada del cráter, donde los venden por 680 rupias el kilo (unos 0,04 euros). Pero las cargas que transportan, entre 80 y 100 kilos, les cuestan la salud y a veces la vida. Trabajando durante la noche consiguen extraer dos cargas cada 24 horas, doblando su salario.
El azufre que extraen, entre el más puro de Indonesia, se utiliza en la industria química y alimentaria.

Kawah Ijen de noche

Kawah Ijen de noche

Estos mineros extraen rocas sulfúricas, las cuales se usan en la industria alimentaria y química. Algunos, para duplicar su salario -muy bajo- trabajan de noche. Algunos de los trabajadores son niños, tratando de mantener a sus familias por cualquier medio posible. Mira el video.

Las fotos tomadas son espectaculares, incluso surrealistas. Pero para los mineros que pasan meses o años en el volcán la vida no es nada fácil, pues a menudo presentan dificultad para respirar y se exponen a enfermedades pulmonares a causa del dióxido de azufre.

[justified_image_grid flickr_user=133328074@N07 flickr_photoset=72157659147109592] Fuente: Smithsonianmag.com

Acerca del Autor

Pienso que si perdemos la curiosidad no hay nada; no hay reflexión y, por tanto, no hay conocimiento y no hay ninguna posibilidad de saber, de llegar al final de algo. Sin curiosidad, directamente no estás vivo.