La nave OSIRIS-REx llega al asteroide Bennu

CienporCienCurioso

Curiosidades del Mundo

AstronomiaCiencia

La nave OSIRIS-REx llega al asteroide Bennu

[Total:2    Promedio:5/5]

Ha sido un largo viaje pero por fin la nave espacial OSIRIS-REx ha llegado a su destino, el asteroide 101955 Bennu. Tras recorrer 2.000 millones de kilómetros en 27 meses, la sonda de la NASA se situó el lunes pasado a 19 kilómetros de este pequeño cuerpo celeste, en cuya órbita se insertará el próximo 31 de diciembre. Ese día se posicionará a sólo 1,25 km de su superficie. Una maniobra que, según la agencia espacial de EEUU, será particularmente compleja debido a que el asteroide apenas mide 492 metros de diámetro -equivalentes a cinco estadios de fútbol- y su campo gravitatorio es débil.

«Estamos impacientes por comenzar la exploración de Bennu. Llevamos años preparándonos para este momento y estamos listos», ha declarado Dante Lauretta, investigador principal de esta misión en La Universidad de Arizona. La tarea de OSIRIS-REx ahora será investigar el asteroide para elegir el lugar en el que en julio de 2020 posará su brazo robótico durante cinco segundos para recoger muestras del suelo -al menos 60 gramos-.

OSIRIS-REx tendrá tres oportunidades para conseguirlo y, una vez se haga con el material, pondrá de nuevo rumbo a la Tierra para que pueda ser analizado por los científicos. La fecha prevista para el aterrizaje de la cápsula con las muestras de Bennu es el 24 de septiembre de 2023.

Una tarea de la sonda OSIRIS-REx es la de «traer a nuestro planeta una parte del Sistema Solar primigenio», que Lori Glaze, directora en funciones de la División de Ciencia Planetaria de la NASA, define como «hercúlea».

¿Por qué la NASA ha elegido Bennu como objetivo de esta misión de 865 millones de euros? Los científicos de la Universidad de Arizona que lideran este proyecto tienen varias razones. En primer lugar, creen que este asteroide es parte de los restos de los ladrillos con los que se formaron los planetas del Sistema Solar, por lo que estudiarlo contribuirá a entender cómo se originó la vida. El material que extraiga OSIRIS-REx podría ser, por tanto, excepcionalmente antiguo pues nuestro sistema solar se formó hace 4.600 millones de años.

Osiris-Rex

Riesgo de impacto


Por otro lado, los asteroides como Bennu contienen recursos naturales como agua, material orgánico y metales, que en el futuro, cuando exista la tecnología para extraerlos, podrían ser aprovechados por los humanos para obtener minerales que escasean en la Tierra o facilitar la exploración de otros planetas.

Por último, como atestiguan los cráteres encontrados en distintos lugares de nuestro planeta, los asteroides suponen una amenaza por el riesgo de impacto. Según los científicos, trabajar en uno de ellos agilizará el desarrollo de tecnologías para que, quizás en el futuro, los humanos sean capaces de desviar la trayectoria de rocas identificadas con antelación que supongan una amenaza.

Imágenes de Bennu


Fuente: El Mundo

Acerca del Autor

Pienso que si perdemos la curiosidad no hay nada; no hay reflexión y, por tanto, no hay conocimiento y no hay ninguna posibilidad de saber, de llegar al final de algo. Sin curiosidad, directamente no estás vivo.

Comenta Aquí