La simetría de Wes Anderson

CienporCienCurioso

Curiosidades del Mundo

Arte y CulturaFotografía

La simetría de Wes Anderson

[Total:2    Promedio:5/5]

Wes Anderson nació y creció en la ciudad de Houston, donde el joven Anderson ya soñaba con el mundo del celuloide, grabando en super-8 e incluso haciendo sus pinitos en los pequeños teatros de la escuela. Estudió filosofía en la universidad de Texas en Austin donde conoció a Owen Wilson, junto al que escribió Bottle Rocket, su primer largometraje.

También se alió con Owen para el siguiente largometraje, Rushmore (Academia Rushmore, 1998), la historia de Max Fisher y The Royal Tenenbaums (Los Tenenbaums: Una familia de genios, 2001). Gracias a esta última en 2002 fueron nominados al Oscar como mejores guionistas.

Con esta tercera película, lanzada en 2001, Anderson obtuvo su ya conocido éxito. Su estilo es muy característico por poner especial cuidado en sus paletas de colores minuciosamente planeadas, sus simpáticos pero conflictuados personajes y el humor emocional que estos provocan.

Una de sus frases más conocidas ha sido: “Quiero tratar de no repetirme. Pero al parecer lo hago continuamente en mis películas. No es algo que me esfuerce por hacer. Yo sólo quiero hacer películas que sean personales, pero interesantes para una audiencia. Siento que recibo críticas por colocar el estilo encima de la sustancia, y por los detalles que se atraviesan en el camino de los personajes. Pero cada decisión que tomo es la manera de sacar adelante a esos personajes.”

Si alguna vez has tenido el placer de ver una película del fantástico director Wes Anderson, ya te habrás dado cuenta y familiarizado al instante con el particular estilo visual del director, ritmo suave y peculiar diálogo que prevalecen a lo largo de toda la película.

Estos no son sus únicos rasgos característicos, hay más. Uno de sus rasgos menos conocido, pero no por ello menos utilizado, es la simetría. Investigadores del British Film Institute se han percatado de ello y han decidido elaborar un vídeo en colaboración con el cineasta Kogonada en el que muestran perfectamente su interés por la simetría y la estabilización de la imagen. Un vídeo en el que colocan una línea blanca discontinua en el centro de la imagen y ponen, a la vez, diferentes imágenes tomadas de películas como El Gran Hotel Budapest, Academia Rushmore y Fantástico Sr. Fox, entre otras. En ellas se puede observar sin detenimiento alguno la obsesión por la geometría perfecta del director de cine, quizá inspirado por el la cultura de la arquitectura china.

Esta meticulosa atención al detalle es una característica que comparte con el fallecido director de cine Stanley Kubrick, como podéis observar también en otro de los vídeos de Kogonada. Ambos hacen un uso de un alto grado de simetría con el que, en vez de estabilizar, crean escenas psicológicamente irreales, las cuales hacen sus películas tan atrayentes en el aspecto visual.

Wes Anderson

Wes Anderson

Wes Anderson

Wes Anderson

Wes Anderson

Wes Anderson

Wes Anderson

Wes Anderson

Wes Anderson

Wes Anderson

Wes Anderson

Fuente: Wes Anderson

Acerca del Autor

Pienso que si perdemos la curiosidad no hay nada; no hay reflexión y, por tanto, no hay conocimiento y no hay ninguna posibilidad de saber, de llegar al final de algo. Sin curiosidad, directamente no estás vivo.

Comenta Aquí